Blogia
stefanoatoche

salud en piura

Situación de la salud en Piura

Tenemos un cuadro difícil. Piura es uno de los departamentos de la costa con peores índices de salud. Mucho más cuando venimos de un Fenómeno de El Niño (FEN), donde el proceso de reconstrucción económica y social prácticamente no se ha dado. No es casual que el mismo MINSA, antes del FEN, haya establecido que el sistema de alcantarillado esté prácticamente colapsado; se encontraron, incluso, restos de materia fecal en el agua potable que se consume en zonas residenciales. Esto fue antes del FEN. Después del FEN, imagínense ustedes en qué condiciones se encuentra el sistema de alcantarillado. Además, en la región no tenemos un hospital de referencia para el MINSA, siendo que el 83% de la población no cuenta con seguridad social. La red periférica del MINSA, que no cuenta muchas veces con recursos para poder realizar su tarea preventiva, no tiene lugar donde referenciarlo en la ciudad de Piura. Esto es un serio problema. La gente que es transferida de los centros de salud al hospital tiene que pagar las tarifas que establece la seguridad social porque el MINSA no ha asumido su responsabilidad de buscar una solución que permita viabilizar el acceso de la población de menores recursos a un hospital de referencia.

 

Hay que cambiar totalmente el paradigma de la salud

 

Después de 10 años de reforma de la salud la población más pobre no tiene ninguna posibilidad de atenderse, porque no puede pagar las tarifas que se han creado con el sistema de auto-financiamiento de los establecimientos.

Los dineros del Estado se dedican a otras cosas. Por ejemplo, el Proyecto 2000 (que es el programa más importante y más caro del Ministerio de Salud), cuesta 60 millones de dólares para cinco años; pero, si se compara con los 62 millones que el gobierno gastó en publicidad en 1999, nos damos cuenta que hay un uso inadecuado de los recursos y que hay, decisiones equivocadas, que le cuestan la salud y, por tanto, la vida a amplios sectores de la población, porque quien no puede tener acceso a la salud no puede ejercer su derecho a la vida.

En el Perú, entonces, hay que cambiar totalmente el paradigma de la salud. Mientras tengamos la mitad de la población pobre, pues, tenemos que ir a un régimen compartido, donde a la población pobre se le otorgue los servicios, porque es de justicia hacerlo, en respeto a su dignidad personal; y los que pueden pagar por los servicios, que paguen. Pero -lo repito- no podemos exigir que paguen los que no pueden hacerlo.

Esto es el centro del error de la reforma de salud; de ahí se han derivado todos los demás errores. La reforma de la salud de estos 10 años ha tenido, pues, un resultado perverso: la gran desigualdad en la población para acceder a la salud, y eso hay que corregirlo ahora. (Luis Solari, directivo del Colegio Médico Nacional).

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres